Colombia ha acogido a refugiados venezolanos. Ahora debe dar un paso más

Un adolescente venezolano de 16 años abrazaba a su perro sentado a un costado de la carretera. Estaban en el Páramo de Berlín, en Colombia, el punto más alto en la ruta que toman los venezolanos que cruzan a pie la frontera entre Venezuela y Colombia, donde las temperaturas pueden descender hasta 0 °C. El joven, junto con otros dos de su edad, llevaban horas caminando.

Videos

Ver más

News